Dios no existe nos decían, si los cosmonautas soviéticos no lo han visto es que no existe.
Y nos obligaron a crecer sin semana santa, sin navidad, sin reyes magos.
Pero en Cuba la fe no se negocia, y de la mano de mi abuelo veía La Habana desde la loma dé Jesús del Monte y al bajarme de la lanchita al otro lado de la bahía me esperaba la virgen de Regla y al llegar a Madrid en pleno centro me recibía la Caridad del Cobre.
Nos quitaron mucho, pero la fe estaba más allá de su odio.
Domingo 14 de noviembre misa para pedir por Cuba, por un cambio hacia la paz y la vida.
De blanco, no con banderas blancas porque no es un gesto de nos rendimos, de blanco en señal de paz y voy desarmado.
Escucha mundo, los cubanos van a la iglesia a buscar la bendición de Dios y nos vamos a vestir de blanco porque queremos paz, mira bien mundo, que no haya sangre sobre la pureza, eso pedimos.
Por la libertad
Por los derechos
Por el final de la nostalgia
Por la vida digna
Por el fin de los abusos
Por la liberación inmediata de los presos políticos
Porque Cuba es de todos.

Gracias a los sacerdotes que nos escuchan, reciben y piden por nuestra tierra.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies